Sintomatología

El síntoma general es el prurito (picor intenso) acompañado de eritema y suele aparecer de forma brusca. Este puede ser llevadero pero en estados agudos puede resultar incapacitante para la vida diaria. El resto de sintomatología son efectos secundarios al rascado de las lesiones, pudiendo desencadenar en pápulas y vesículas, liquenificación, costras, dermatitis exfoliativa y/o […]
Continúa leyendo…

¿Te gustó el post? Compártelo!